Bienvenido al sitio web poesias de amistad. Donde encontrarás poesías de autores famosos y también podrás escribir y mostrar tu propio trabajo. Entra, vota por tu favorita y deja tu comentario.

Añade tu poesia

"Aguardando"

Al son de la música,
aguardo expectante
tu llamada

Aquella, que tarde a tarde
espero en vano

La que me anima
en mi soledad;
la que ha de alegrarme

Los días, las tardes,
las noches, la vida...

pero que parece perdida
por su largo recorrido,
amigo mío!

No te rindas, mi querido amigo,
ni me excluyas sin querer...

Y aguardando sigo en vano
a hablar contigo,
saber de tí,
adivinar tu pensamiento

Quiero volver a reír,
como la última vez que
te acordaste

Necesito oír tu voz,
tu risa, sentirte cerca
a pesar de estar
tan lejos...

 

"Yo... te busco"

Escribir deseo
palabras personales,
secretos escondidos y
vivencias reales

Pequeños y huidizos
cual míseros retales,
son mis sueños
yo... te busco

Y aún gozando de esos momentos ideales,
con estos mis amigos preferidos y
rimas tal vez banales;
navegantes incesantes en
mi mente, que no olvido

Tampoco olvido
el por qué te busco,
sin entender el por qué no hallo;
yo...te busco

 

"Realidades y Mentiras"

Al despertarme al alba,
me invade la realidad;
dejando atrás un sueño profundo,
que no logro, apenas, recordar

Ese sueño personal
que pocas veces es dado,
plagado de "sin sentidos",
nunca jamás descifrados

De regreso a esta realidad
mundana, que me inspira
inseguridad;
envuelto de grandes mentiras
que vienen y también van

Realidades y mentiras
todas a la par van,
unidas de la misma mano,
vacua y con serenidad

Misteriosa realidad,
bañada de hipocresía y
a veces, de una
eterna soledad

Etéreos y efímeros sueños,
eternas y malditas realidades...

 

"De otro fue la palabra antes que mía" por Jorge Cuesta

De otro fue la palabra antes que mía
Que es el espejo de esta sombra, y siente
Su ruido, a este silencio, transparente,
Su realidad, a esta fantasía.

Es en mi boca su substancia, fría,
Dura, distante de la voz y ausente,
Habitada por otra diferente,
La forma de una sensación vacía.

Al fin es la que hoy, obscura y vaga,
Otra prolonga en mí, que no se apaga,
Sino igual a sí misma oye su sombra

Al hallarla en el ruido que la nombra
Y en el oído hacer crecer su hueco
Más profundo cavándose en el eco.

 

"Canción de los remos" por José Buesa

Quizás olvidaremos, pues siempre hay que olvidar
Pero escucha los remos, cantando sobre el mar.
Bajo este cielo claro tu alma llega a la mía
Como la luz de un faro desde la lejanía.

Así como la espuma pasará este momento
Nuestra ilusión se esfuma, como la espuma al viento.
Pero en el alma sola si un gran amor la llena
Hay algo de la ola y hay algo de la arena.

Náufrago de su espanto, piloto de su hastío
El mar canta en su canto que ya tu amor es mío.
Yo soy la vela rota que da al aire su vuelo,

 

"A Asunción" por Manuel Acuña

Mire usted, Asunción: aunque algún ángel
Metiéndose envidioso,
Conciba allá en el cielo el mal capricho
De venir por la noche a hacerle el oso
Y en un acto glorioso
Llevársela de aquí, como le ha dicho
No sé qué nigromante misterioso,
No vaya usted, por Dios, a hacerle caso,
Ni a dar con el tal ángel un mal paso;
Estése usted dormida,
Debajo de las sábanas metida,
Y deje usted que la hable
Y que la vuelva a hablar y que se endiable,
Que entonces con un dedo
Puesto sobre otro en cruz, ¡afuera miedo!

No vaya ustéd a rendirse
Ante el ruego o las lágrimas y a irse...

 

"Arrobamiento" por Robert Frost

La lluvia le dijo al viento:
-Empuja tú que yo azoto-
Y tanto hirieron el soto
Que de las flores altivas,
Doblegadas pero vivas,
Yo sentía el sufrimiento.

 

" Siempre nos piden que entendamos" por Charles Bukowski

Siempre nos piden que entendamos
El punto de vista de los otros
Sin importar si es anticuado
Necio
Asqueroso.

A uno le piden
Que entienda
Amablemente
Todos los errores de los otros,
Sus vidas desperdiciadas,
Sobre todo si son de edad avanzada.

Pero su edad es lo único
En lo que nos fijamos.
Han envejecido mal
Porque han vivido sin enfoque
Se han negado a ver .
¿Que no es culpa suya?

Se me pide que oculte
Mi opinión ante ellos
Por miedo a su miedo.

La edad no es un crimen

 

"A Rosa de Alberti" por Rafael Alberti

Rosa de Alberti allá en el rodapié
Del mirador del cielo se entreabría,
Pulsadora del aire y prima mía,
Al cuello un lazo blanco de moaré.

El barandal del arpa, desde el pie
Hasta el bucle en la nieve, la cubría.
Enredando sus cuerdas, verdecía,
Alga en hilos, la mano que se fue.

Llena de suavidades y carmines,
Fanal de ensueño, vaga y voladora,
Voló hacia los más altos miradores.

¡Miradla querubín de querubines,
Del vergel de los aires pulsadora.
Pensativa de Alberti entre las flores!

 

"Ayer al anochecer" por Victor Hugo

Las sombras descendían, los pájaros callaban,
La luna desplegaba su nacarado holán.
La noche era de oro, los astros nos miraban
Y el viento nos traía la esencia del galán.

El cielo azul tenía cambiantes de topacio,
La tierra oscura cabello de bálsamo sutil;
Tus ojos más destellos que todo aquel espacio,
Tu juventud más ámbar que todo aquel abril.

Aquella era la hora solemne en que me inspiro,
En que del alma brota el cántico nupcial,
El cántico inefable del beso y del suspiro,
El cántico más dulce del idilio triunfal.

 
Distribuir contenido