Bienvenido al sitio web poesias de amistad. Donde encontrarás poesías de autores famosos y también podrás escribir y mostrar tu propio trabajo. Entra, vota por tu favorita y deja tu comentario.

Añade tu poesia

"No sé" por Andrés Eloy Blanco

No sé si me olvidarás,
Ni si es amor este miedo;
Yo sólo sé que te vas,
Yo sólo sé que me quedo.

 

"A Francisca" por Rubén Darío

Ajena al dolor y al sentir artero,
Llena de la ilusión que da la fe,
Lazarillo de Dios en mi sendero,
Francisca Sánchez, acompáñame...

En mi pensar de duelo y de martirio
Casi inconsciente me pusiste miel,
Multiplicaste pétalos de lirio
Y refrescaste la hoja de laurel.

Ser cuidadosa del dolor supiste
Y elevarte al amor sin comprender;
Enciendes luz en las horas del triste,
Pones pasión donde no puede haber.

Seguramente Dios te ha conducido
Para regar el árbol de mi fe,
Hacia la fuente de noche y de olvido,
Francisca Sánchez, acompáñame...

 

"Poema a la Amistad" por Jorge Luis Borges

No puedo darte soluciones para todos los problemas de
la vida, ni tengo respuestas para tus dudas o temores,
pero puedo escucharte y compartirlo contigo.

No puedo cambiar tu pasado ni tu futuro.
Pero cuando me necesites estaré junto a tí.
No puedo evitar que tropieces.
Solamente puedo ofrecerte mi mano para que te sujetes
y no caigas.

Tus alegrías, tus triunfos y tus éxitos no son míos.
Pero disfruto sinceramente cuando te veo feliz.
No juzgo las decisiones que tomas en la vida.
Me limito a apoyarte, a estimularte y a ayudarte si me
lo pides.

 

"A Pablo Neruda, con Chile en el corazón" por Rafael Alberti

No dormiréis, malditos de la espada,
Cuervos nocturnos de sangrientas uñas,
Tristes cobardes de las sombras tristes,
Violadores de muertos.

No dormiréis.

Su noble canto, su pasión abierta,
Su estatura más alta que las cumbres,
Con el cántico libre de su pueblo
Os ahogarán un día.

No dormiréis.

Venid a ver su casa asesinada,
La miseria fecal de vuestro odio,
Su inmenso corazón pisoteado,
Su pura mano herida.

No dormiréis.

No dormiréis porque ninguno duerme.
No dormiréis porque su luz os ciega.
No dormiréis porque la muerte es sólo
Vuestra victoria.

 

"No sabemos el tiempo que perdemos" por Emily Dickinson

No sabemos el tiempo que perdemos,
El momento es horrible
Y toma su lugar fundamental
Entre las certidumbres;
Una firme apariencia aún distiende
El naipe, la suerte, el amigo,
El espectro de la estabilidad
Cuya sustancia es arena.

 

"Melancolía" por Pedro Miguel Obligado

Es otoño. Estoy solo. Pienso en ti. Caen las hojas…
Vaga la melancolía de una pena que ignoro.
El viento que estremece marchitas congojas,
Pasa como un recuerdo por el bosque sonoro.
Es otoño. Parece que un ensueño renuncia,
Que un desencanto esparce las efímeras galas…
Una dorada pompa que a la muerte denuncia,
Con el follaje mustio forma una lluvia de alas.
Estoy solo. Se siente que el otoño es un viaje…
Hay un alma que llora porque alguien se despide.
Este ocaso de plantas que enrojece el paisaje,
Con mi desalentada serenidad coincide.

 

"Si tú me olvidas" por Pablo Neruda

Quiero que sepas
Una cosa.

Tú sabes cómo es esto:
Si miro
La luna de cristal, la rama roja
Del lento otoño en mi ventana,
Si toco
Junto al fuego
La impalpable ceniza
O el arrugado cuerpo de la leña,
Todo me lleva a ti,
Como si todo lo que existe,
Aromas, luz, metales,
Fueran pequeños barcos que navegan
Hacia las islas tuyas que me aguardan.

Ahora bien,
Si poco a poco dejas de quererme
Dejaré de quererte poco a poco.

Si de pronto
Me olvidas
No me busques,
Que ya te habré olvidado.

Si consideras largo y loco
El viento de banderas
Que pasa por mi vida

 

"Irás sobre la vida de las cosas" por Enrique González Martínez

Irás sobre la vida de las cosas
Con noble lentitud; que todo lleve
A tu sensorio luz: blancor de nieve,
Azul de linfas o rubor de rosas.

Que todo deje en ti como una huella
Misteriosa grabada intensamente:
Lo mismo el soliloquio de la fuente
Que el flébil parpadeo de la estrella.

Que asciendas a las cumbres solitarias,
Y allí, como arpa eólica, te azoten
Los borrascosos vientos, y que broten
De tus cuerdas rugidos y plegarias.

Que esquives lo que ofusca y lo que asombra
Al humano redil que abajo queda,
Y que afines tu alma hasta que pueda

 

"Amigos que por siempre nos dejaron" por Edgar Allan Poe

Amigos que por siempre
Nos dejaron,

Caros amigos para siempre idos,
¡Fuera del Tiempo
Y fuera del Espacio!

Para el alma nutrida de pesares,
Para el transido corazón, acaso.

 

"Amigos" por Ramón de Almagro

Si te sientas conmigo,
Si tú estás a mi lado,
Que seamos amigos,
Ya está casi arreglado.

Te diré dos palabras,
Cualquier cosa que sea,
Buscaré de tus labios
La respuesta cualquiera.
Abriré tu sonrisa
Con palabras graciosas,
Te diré con malicia
Una frase ingeniosa.

Buscaré en tu mirada
Si me has comprendido,
Sólo ofrezco palabras,
Sólo ofrezco mi oído.

El tener quién escuche
Cuando quieres hablar,
Quién te brinde silencio
Cuando quieras pensar.

El tener quién te hable

 
Distribuir contenido