"A un triste" por Manuel Gutiérrez Nájera

¿Por qué de amor la barca voladora
Con ágil mano detener no quieres,
Y esquivo menosprecias los placeres
De Venus, la impasible vencedora?

A no volver los años juveniles
Huyen como saetas disparadas
Por mano de invisible Sagitario;
Triste vejez, como ladrón nocturno,
Sorpréndenos sin guarda ni defensa,
Y con la extremidad de su arma inmensa,
La copa del placer vuelca Saturno.

¡Aprovecha el minuto y el instante!
Hoy te ofrece rendida la hermosura
De sus hechizos el gentil tesoro,
Y llamándote ufana en la espesura,
Suelta Pomona sus cabellos de oro.

En la popa del barco empavesado
Que navega veloz rumbo a Citeres,
De los amigos del clamor te nombra
Mientras, tendidas en la egipcia alfombra,
Sus crótalos agitan las mujeres.

Deja, por fin, la solitaria playa,
Y coronado de fragantes flores
Descansa en la barquilla de las diosas.
¿Qué importa lo fugaz de los amores?
¡También expiran jóvenes las rosas!

 

Comentarios

Enviar un comentario nuevo

  • Las direcciones de las páginas web y las de correo se convierten en enlaces automáticamente.
  • Etiquetas HTML permitidas: <a> <em> <strong> <cite> <code> <ul> <ol> <li> <dl> <dt> <dd>
  • Saltos automáticos de líneas y de párrafos.

Más información sobre opciones de formato